17 feb. 2013

¿son importantes las emociones durante el parto?

Hay un dicho que dice :"...el Espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil." .  Este dicho famoso se encuentra en la Biblia cuando Cristo encontró a todos sus discípulos durmiendo.  (Mateo 26:41.)  Lo que quiere decir es que nuestro interior quiere lograr algo, pero la debilidad físico nos lo impide.  En este caso, los discípulos querían velar con Cristo en el huerto del Getsemaní, pero les ganó el sueño.

Pero que pasa cuando sucede lo opuesto?  Que pasa cuando la carne quiere, pero el Espíritu es débil?

En el trabajo de parto esto se llama Distocia Emocional.  En la Distocia Emocional, el cuerpo de la mujer esta funcionando como debería ser.  Buenas contracciones, buena dilatación, el bebé esta bajando de forma correcta y natural, pero la mujer en su espíritu siente miedo, desesperación, y se da por vencida.

La mujer empieza a decir cosas como, "No puedo, no puedo!" aunque su cuerpo si puede y lo esta haciendo! Se empieza a llorar, gritar, y hasta ser violenta!  Una Distocia Emocional llega a afectar el ritmo y fuerza del cuerpo de la mujer y un parto que podría haber sido de unas 5-6 horas se puede prolongar mas de 8!

Esto nos pone a la Doctora y las parteras en una dilema.  Vemos que el cuerpo de la mujer esta trabajando bastante bien.  El parto esta progresando como debería ser, pero tenemos la obligación de seguir las decisiones de la mujer.  Si en este momento la mujer pide ser traslado, pues no se lo podemos negar. 

Pero cuales son las implicaciones de un traslado de Distocia Emocional y cuales son sus complicaciones? 

Si una mujer se traslada a un Hospital con Distocia Emocional, lo más probable es que va a terminar con una cesárea que no necesitaba.  Los Doctores probablemente van a ofrecerle un bloqueo para calmarla.  Lo cual va a impedir que se siente tanto dolor, pero al mismo tiempo va a afectar el trabajo de las contracciones disminuyendo su fuerza o deteniéndolas por completo  .  Si esto pasa, el doctor va a aplicar una inyección de oxitocina, lo cual aumentará a las contracciones, pero a la vez puede causar complicaciones con el ritmo cardíaco del bebé.  Esto a su vez va a causar una cesárea de emergencia debido a sufrimiento fetal.

Se dan cuenta?  Si el espíritu de la mujer no es fuerte, puede llegar a causar sufrimiento fetal en su bebé y terminar en una cesárea que no necesitaba!

Cual es la solución? Educacion, educacion, educacion!!!  Asiste a tus citas prenatales, platica sobre tus dudas y miedos con tu partera o doctora.  Asiste a tus clases prenatales donde te enseñaran maneras de vencer el miedo y técnicas de relajación.  Y mas que nada, alimenta a tu espíritu para que sea fuerte y valiente en el momento del trabajo de parto!

Recuerda: "Todo, TODO lo puedo en Cristo que me fortalece!!!" Filipenses 4:13  y también,  Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir." 1 Corintios 10:13

No hagas que tu hijo nazca en un ambiente de miedo, pánico y estado de emergencia!

Fortalezca tu espíritu y tendrás el parto natural tan hermoso y pacifico que has querido tener!

links con datos sobre el porcentaje de cesáreas en México
http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n2852616.htm http://www.midwiferytoday.com/articles/cesareassp.asp
http://www.desdelared.com.mx/2009/notas/09.en.12-cesareas.html